Tradición artesana

La artesanía siempre ha estado presente en mi vida.

En el caso de Moverse Libre, llevo la artesanía en los génes.

50 años de experiencia en la fabricación artesana de mobiliario me preceden.


En esta nueva generación, le traigo no solo la experiencia, sino también lo artesano y el cariño que deposito en cada creación.



Pasen y vean, están en su casa.


 

 


Mi filosofía

La calidad y la seguridad es mi primer objetivo.

Pero no por ello tiene porque ser un producto de alto costo.

Por ello,me baso en precios bajos sin perder la calidad de mis productos, llegando así a mas clientes.

Usando madera de abeto seleccionada personalmente,  busco que la madera no tenga nudos, que sea limpia sin mucha cantidad de veta.
 

Cuidar el detalle desde el diseño pasando por la fabricación, el aportar a los clientes imágenes del proceso y asegurando un envío optimo, se que un cliente feliz,es un cliente fiel.

La competencia es fuerte, como en cualquier campo que se precie.

 


Pero también sabemos que un producto artesano llega a mas personas y a su vez, me ayuda a fortalecer la empresa.

Terminaciones a mano, cuidando cada detalle, sin dejar picos ni esquinas pronunciadas. 

Mi taller

Mi taller no es un espacio ubicado en un polígono industrial.

Sus paredes no son de cemento frío grisáceo ni los techos de uralita.

Mi taller está en mi residencia habitual, alejado del bullicio, con techo de madera natural y de paredes de piedra.

Como buen artesano, lo mínimo es que mi taller tambíén tenga esa imagen.

No uso maquinas gigantes, copiadoras ni materiales de terceras personas.

Cada mueble es único, ya sea por la veta de la madera o por el cariño que le pongo a cada uno.